jueves, 25 de febrero de 2010

DOCTORA BERTA

¡Qué listas son todas tus hermanas, decía hoy mi vecina Josefita! Y es verdad: todas son muy listas y muy guapas. Ayer una de ellas, la más pequeña, Berta, logró algo que durante años ha trabajado y luchado: leer su tesis doctoral. Resulta que Berta Caro Puértolas es la primera fisioterapeuta doctora de Extremadura; toma castaña; y nosostros con estos pelos.
Los pelos se le pusieron a ella chorreandito durante la exposición del tema (tratamiento de mujeres con coxartrosis y gonartrosis en piscina y balneario) y la respuesta a las preguntas. La veíamos sudar de manera típicamente caro, porque mi padre, ella y yo sudamos más o menos con el mismo calibre.
Había ya sudado mucho, años de trabajo combinado con su boda, el nacimiento de sus hijos... Por eso ayer todo resultó especialmente bonito, emotivo y merecido. Estábamos muy orgullosos mis padres, mi hermana Susana y yo allí sentados escuchándola referir un montón de datos y pronunciar términos que a nosotros nos sonaban a chino, pero ¡qué lista es!, ¡cuánto vale!, ¡qué guapa estaba! ¡Y es mi hermana, eehhh? Que quede claro.
Desde este humilde blog casero sin citas a pie de página quiero felicitarte, hermanita; de todo corazón. Gracias por ser modelo de superación personal, que no se me olvide cuando me pongo perrocho y pesimista, y todo se me hace un mundo; pero sobre todo, gracias por ser ejemplo de cariño, de atención, prefesionalidad y sentido familiar. El martes cuando te llamé a ver si estabas nerviosa empezaste diciéndome que no ha llegado el cargador del móvil que te encargué...
Por cierto Berta... ¿cuánto tiempo hace que no me das un masaje de los tuyos?

2 comentarios:

Nita dijo...

Enhorabuena Berta!!! Me alegro muchísimo. tienes razón, es pa estar orgulloso. Un beso.

Berta dijo...

Graaacias por tus palabras!! César, me has quedao sentá!!
Como ya sabes esta tesis y en definitiva, estos años de trabajo, te los dedico a tí y a mis hermanas por escucharme, ayudarme y quererme... estoy segura: de lo mejor que me ha pasado en la vida (además de mis niños) ha sido tener la suerte de teneros! soy la más afortunada del mundo!
Millones de besos, me encanta tu blog, tito.
Berta